Cabello graso

Cabello graso. Principales causas y como tratarlo.

Uno de los problemas capilares más comunes es el del cabello graso, esta patología básicamente ocurre cuando la glándula sebácea, la que se encarga de aportar oleosidad a la fibra capilar empieza a hacerlo de manera excesiva dándole al pelo una apariencia descuidada y sucia.

Causa principal del cabello graso

Las glándulas sebáceas son importantes para la fibra capilar ya que la protegen de la sequedad y por lo tanto de la rotura. ¿Pero qué pasa cuando la producción de sebo o grasa capilar se produce en exceso? Aquí es donde hay que preocuparse, porque de esta simple anomalía pueden surgir otras más: como ser la caspa, o incluso tal producción de sebo podría ahogar la raíz capilar provocando la caída del cabello.

Aunque el cuero cabelludo graso se presenta por razones genéticas también pueden aparecer por las siguientes causas:

Estrés: eventos de estrés, ansiedad o angustia también son detonantes para la producción excesiva de sebo en el cuero cabelludo.

Desorden hormonal: el papel que desempeñan las hormonas es importante cuando de cabello graso se trata, y existen situaciones en las que podemos experimentar un desequilibrio de las mismas tales como la pubertad, embarazos o periodo menstrual. En esos casos este desbalance hormonal puede provocar que las glándulas sebáceas produzcan más sebo de lo necesario dando al cabello una apariencia sucia y descuidada.

Mala alimentación: una dieta rica en alimentos grasos puede afectar directamente a la producción de sebo, aumentando su producción y por tanto agravando el problema.

Lavado frecuente del cabello: al lavar el cabello diariamente se eliminan los aceites protectores del cabello y el cuero cabelludo tiene que producir más grasa para compensar y proteger el cabello, es por esto que cuanto más frecuente sea el lavado de cabello más grasa se producirá.

 

Lo que debes evitar:

  • El pelo graso puede causar que el cuero cabello se ponga muy sensible. Para evitar esto procura no estresarte y disminuir el uso del secador, así también los moños demasiado tensos o las trenzas.
  • No uses acondicionador. A diferencia de un cabello seco un cabello graso no necesita tanto cuidado.
  • Evita usar peines o cepillos ya que lo que harás será tan solo repartir la grasa capilar por todo el cabello, de raíz a puntas. Solo una pasada con el peine será suficiente.

Como Tratarlo

  • Lava tu cabello por la mañana, ya que las glándulas sebáceas están más activas por la noche.
  • Usá champús traslucidos y evita productos muy cremosos.
  • Utiliza solo agua tibia cuando te laves el cabello, el agua caliente estimula la producción de grasa capilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.